Jorge Fuertes

Consultor de sistemas infomáticos.
Administración de sistemas, desarrollo.

Libertades

RIP, Aaron Swartz

Aaron Swartz, un conocido hacktivista, notable programador, profesor en el MIT, ha decidido abandonarnos a la edad de 26 años. Le pedían 35 años de cárcel por difundir el conocimiento, por compartir artículos científicos en Internet. Así son las victorias de las multinacionales, de los políticos, de los jueces y de las fuerzas de seguridad.

Más información tirando del hilo en: BoingBoing, Barrapunto, este email de Tim Berners-Lee, TheTech, Meneame.net, etc…

Sus señorías y sus iPads

Desde ayer podemos leer en diversos medios, por ejemplo en 20minutos, que sus señorías los diputados llevan extraviados, rotos o les han robado hasta cincuenta de los iPads que les regalamos entre todos a principio de la legislatura. Según los medios, y hay discrepancia en las cifras debido a la falta de transparencia, treinta de ellos ya han sido reemplazados por unidades nuevas.

Es bastante grave que uno no cuide su material de trabajo, yo por suerte o por desgracia pasé algunos años en un colegio de curas y si algo me quedó claro es que el material escolar no es para jugar, ni para olvidarlo por ahí, ni para regalarlo a un amigo y pedir uno nuevo. Que cincuenta diputados no sepan esto nos da una idea de en manos de quienes estamos, que muchos de los otros se tronchen de risa cuando se les pregunta sobre el tema, acaba de cerrar el círculo.

¿Estamos en manos de gente sin educación que no valora el dinero del contribuyente hasta el punto de “perder” un aparato de setecientos euros para que le den uno nuevo? ¿No sería lo lógico, si es cierto que lo has perdido, avergonzarte y, ya que cobras un sueldazo, comprarte uno nuevo de tu bolsillo?

Más o menos esto ya lo hemos leído o lo leeremos hasta la saciedad, y es muy cierto, pero hay otro punto de vista que me gustaría hacer notar, es algo que no vieron ni los curas que me enseñaron a cuidar el material escolar, ni los que dirigen el congreso.

Igual que me entraba la rebeldía con que los libros de texto fuesen carísimos, tuvieran obsolescencia programada y estuvieran en manos de unas pocas editoriales afines al régimen, igual que me asqueaba que fuesen ellos mismos los que se lucraban en esa cadena artificial de venta de libros y material escolar fomentando la privación de libertades de los estudiantes, de esa forma me asquea lo de sus señorías.

Para qué, me pregunto, necesitan un iPad. ¿Es que no ha habido iniciativas, españolas incluso, para crear tabletas baratas y con software libre? Por qué motivo, me pregunto, un diputado querría un artilugio de una empresa americana con software privativo a través del que no podemos estar seguros si se le está espiando.

¿Por qué dar setecientos euros por diputado a una empresa que apenas paga el dos por ciento de impuestos fuera de los Estados Unidos? ¿Por qué pasarse por el arco de triunfo las leyes y utilizar software privativo en una institución que debiera ser un bastión de las libertades y ejemplo para todos los Españoles?

Eso, amigos, es lo realmente grave, eso y no que haya unos cuantos diputados caraduras, probablemente reflejo de sus votantes.

Nuevo intento para aprobar las patentes de software en Europa

El pasado 2 de septiembre 2011 la Presidencia polaca de la UE presentó el borrador de un acuerdo denominado Unified Patent Court (Tribunal para la Patente Unificada) una nueva versión del proyecto del European Patent Litigation Agreement (Acuerdo europeo sobre litigios de patentes, EPLA) para crear un sistema jurisdiccional paneuropeo para discutir los temas relacionados con las patentes comunitarias fuera de los jueces ordinarios (Doc. del Consejo 13751/11 EPLA).

Leer artículo completo en Hispalinux

En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este texto se publica multitud de sitios web. Si estás de acuerdo, publícalo también en tu blog.